Entradas

Mostrando entradas de abril, 2009

¿donde están esos muchachos, que no les barrunto?

Todavía recuerdo de mi tía María, mujer recia y entrañable como todas aquellas que se curtieron en los duros años de la posguerra, su peculiar sentido para prever o presentir por nuestro silencio que mi primo y yo se la estábamos armando. El simple indicio de no oírnos le hacia soltar una de sus expresiones más características y a la vez más preocupante para nosotros: “¿donde están esos muchachos, que no les barrunto?”. Era escucharle decir esas palabras para dejar la trastada a medio realizar, ya que si no corrías el riesgo de que la suela de su zapatilla adornara tu espalda o culo.



La historia anterior viene a cuento pues llevo ya tiempo recibiendo mucha información sobre supuestas nuevas carreteras, y cada día me parece que aquellos que nos representan y las proyectan más que escucharnos, nos oyen. La lectura de todo ello me hace barruntar el poco aprecio que hacen de lo que escuchan, dicho de otro modo: no nos hacen ni caso; que suerte tienen ya que mi tía no puede darles un poco d…