miércoles, 12 de mayo de 2010

Dios y Paco, presupuesto municipal Villarcayo 2010

“Aún no soy Dios, pero quiero lograrlo”

De esta manera argumentó su defensa de los presupuestos municipales hace unos años el concejal de hacienda Francisco Moral en el Ayuntamiento de Villarcayo de Merindad de Castilla Vieja.
Dado que el debate de presupuestos suele ser el mas duro y espeso del año y que después de varios años de greña, pensé que se debía buscar una formula original que pudiera hacer mas llevadero ese Pleno y a la vez buscar una sonrisa en tan serio intercambio dialéctico, todo ello después de una primera intervención llena de datos y números que evidentemente ni logré convencerle y ni él a mi tampoco.
Todo comienza así:

Quisiera regalarle para replicar su diatriba unos versos libres presentados de forma equívoca:

Como he de comenzar tan espeso debate
para que en mis palabras no vea
lo que yo no desease
o digámoslo de otra manera
para que su verbo sosegase.

No quisiera ofender con esta,
pero de responder no merece
otra forma a quien replico
pues aquel que a Dios se iguala
se le ha de callar el pico.

Tratándose de divinos
las cuentas que debatimos
son las que mejor se adaptan
a estas fechas de desatino
con una pequeña falacia
que en vez de por natividad
por Pentecostés nos las cascas.

Pero vayamos al grano
centremos nuestra atención
sr. Moral este presupuesto
no merece nuestra aprobación.

Y no lo merece le digo
pues aunque crea que no
esto no es un presupuesto
es una continuación.

Y a los datos me remito pues estos fríos son
empezó en 2007 y en los de a continuación
solo actualiza las cifras según pide la ocasión.

Si este señor Moral
es su mejor versión
vaya buscando otros incautos
pues este no nos sirvió.

Austeridad se pide
al Gobierno y a la oposición
parece que con usted no va el cuento
pues se salto este guión.

Si no explíquele al vecino
explíquele con tesón
como es posible gastarse
en un aparcamiento un millón.
en lugar de gastarlo en la circunvalación.

Explíquele si puede,
explíquelo de verdad
como pretende inversiones
a la par que austeridad.

Sr Moral, si quitamos
de este su presupuesto
el aparcamiento y el Molinillo
se queda usted con los puesto
digamos en calzoncillos.

Y no lo digo con guasa
lo digo porque soy consecuente
el primero lo pagan los vecinos
y el segundo al 50% ZP el Presidente.

Píntelo como quiera
explíqueselo a la gente
pero estas cuentas
no le cuadran,
ni a usted
ni a los de enfrente.

0 comentarios: