jueves, 17 de octubre de 2013

“El hombre que salvo a un País variable”


El pasado viernes la vice Soraya espeto sin tapujos cual vocación es la que le asiste sobre su divino mentor, Marianocho Recortes, ante la andanada que en forma le pregunta le lanzó un periodista en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministro. El incrédulo (como le llamaría su compi Montoro) le pidió opinión sobre la entrevista que al Presidente del Gobierno le habían realizado días atrás en la cadena Bloomberg Televisión en yanquilandía. Soraya, como es costumbre, no se amedrentó con el envite y sin querer ahondar en la polémica, aseguró: “el Ejecutivo está contento con una entrevista que muestra al hombre que ha salvado España". Nos ante esto solo puede añadir: “Mariano y cierra, España”.
Pero parece que su contento no era tanto ya que pretendieron que la cadena borrara aquellas respuestas que según ellos eran poco apropiadas. Hace tiempo leí que una noticia es algo que alguien en algún sitio no quiere que se publique. Lo que ha querido el equipo de Rajoy, o él mismo, pues para saberlo tampoco hay transparencia, es borrar lo que dijo con mala cara de Bárcenas. Y cuando soltó eso de “hay cosas que no se pueden demostrar” alguien trago saliva e intentó que se borrara, porque hay cosas, solo significa que estas existen y no se pueden borrar sobre todo cuando se dice no queriendo decir nada.
Y es que hasta hace bien poco solo teníamos un salvapatrias de las huestes judeomasonicas: el golpista chaparro de El Ferrol, pero Sorayita ha elevado a la divinidad de los héroes patrios a otro gallego de pro. Ahora solo falta alguien que nos salve a los españoles. Si, Soraya si, salvó a España y jodió a casi todos los españoles. Rajoy el hombre que salvó a España de ser un país del primer mundo enviándolo al tercero. El hombre que eliminó todo lo pernicioso que tenía nuestro País, como la Sanidad Pública, la Educación, la Universidad, los derechos laborales o el IVA al 18%. De tener la energía más cara de Europa ahora la tenemos de todo occidente. O ha conseguido que seamos el País con más trabajadores en activo por encima de 45 años, borrando a los perniciosos jóvenes del mundo laboral. Ese hombre que pretende eliminar la historia y la vida de miles de pueblos de España bajo la mísera escusa de suprimir políticos y ahorrar dinero. Ese hombre que permite que su ministro Ruin Gallardón intente eliminar todos los partidos judiciales de España, también por ahorro y eficacia. Está claro para ellos, eliminando los pueblos desaparece la necesidad de tener juzgados de pueblos, todos a la capital y arreglado el problema.
Pero este Consejo de Ministros, muy económico ya que se han remitido los PGE de 2104 al Parlamento, nos ha dejado una joya en forma de reforma, esa que desvincula del IPC las pensiones. Además de presentar el cuadro macroeconómico del próximo ejercicio, donde nos dicen que en España vamos a crecer. ¿Nos darán pelargon?. Es claro que Rajoy mintió antes y después de las elecciones. Mintió cuando dijo que no tocaría las pensiones. Mintió al decir que nuestras pensiones no se verían afectadas por los recortes. Mintió diciendo que nunca bajaría las pensiones. ¿Cuántos pensionistas le votaron por creerse esas mentiras?. Pero ese invento de revalorizar un 0,25% no es bajarlas, claro que no, ¡es creer que somos idiotas!. Subir un 0.25% significa bajarte cada año entre un 2% y un 3%, o lo que es lo mismo el IPC menos lo que te suben. Porque a las pensiones lo que más les afecta son la luz, la compra, el transporte, las medicinas y los médicos, justo aquello que engorda el IPC. Si además de los recortes se empobrece a los pensionistas están empobreciendo más si cabe a muchas personas sin trabajo. Recortes que una vez más servirán para mantener sus sueldos, intentar traer unos Juegos Olímpicos en los que nadie creía, en pagar rescates de bancos arruinados por sus colegas, en privatizar la sanidad o la educación.
Este País tan maravilloso y capaz, tan temperamental y variable que es capaz de pasar de la desesperanza a la euforia con solo un mísero gol, para volver al estado anterior con el empate, no se merece tantas desazones y tantas mentiras. Por eso al grito del Gobierno de Mariano cierra, España, todos debemos contestar como nos ensenó Valle Inclán: "Santiago y abre España, a la libertad y al progreso".
Y viene al cuento para acabar cuando deambulaban Sancho y Quijote y dieron con la aventura de los cuadros tapados con sábanas y tras maravillarse el primero con los conocimientos que el hidalgo demostraba sobre el contenido de los mismos, le preguntó: «… querría que vuestra merced me dijese qué es la causa por que dicen los españoles cuando quieren dar alguna batalla, invocando aquel San Diego Matamoros: "¡Santiago, y cierra, España!" ¿Está por ventura España abierta, y de modo que es menester cerrarla, o qué ceremonia es ésta?.-Simplicísimo eres, Sancho -respondió don Quijote-; …invocan y llaman como a defensor suyo en todas las batallas que acometen, y muchas veces le han visto visiblemente en ellas, derribando, atropellando, destruyendo y matando los agarenos escuadrones; y desta verdad te pudiera traer muchos ejemplos que en las verdaderas historias españolas se cuentan.».(Cap. LVIII Libro II) Salud a todos y en especial al Escribano Poeta que escribe sus lineas todos los meses a mi derecha en el Crónica de Las Merindades. 

0 comentarios: